jueves, 24 de enero de 2019

Ácido Zoledronico contra las fracturas de cadera


En un artículo publicado en la revista The New England Journal of Medicine del 19 de Septiembre de 2007, firmado por miembros de universidades de los Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Argentina, Noruega, Bélgica y los Laboratorios Novartis, presentan los resultados obtenidos en los pacientes operados de fracturas de cadera con respecto a la ocurrencia de nuevas fracturas relacionadas con la osteoporosisy sobre la mortalidad global, a los que se les administró anualmente una infusión de un biofosfonato, el ácido zoledrónico (Aclasta®).,

En el estudio, aleatorizado, a doble-ciego y controlado con placebo participaron 2.227 pacientes que habían sido operados de una fractura de cadera y que aceptaron ser tratados con un biofosfonato tras la intervención. 1.065 pacientes fueron asignados aleatoriamente para recibir anualmente una inyección intravenosa de ácido zoledrónico (a la dosis de 5 mg.) y 1.062 lo fueron para recibir un placebo.

Las infusiones intravenosas fueron administradas dentro de los 90 días siguientes a la intervención quirúrgica de su fractura de cadera. Todos los pacientes, con una edad media de 74,5 años, recibieron suplementos de calcio y de vitamina D. El seguimiento medio de los pacientes fue de 1,9 años. El punto final primario del seguimiento fue la ocurrencia de una nueva fractura ósea.

Los resultados fueron los siguientes:

  • El porcentaje de nuevas fracturas fue del 8,6% en el grupo del ácido zoledrónico y del 13% en el grupo con placebo, lo que supone una reducción del riesgo del 35% con el ácido zoledrónico.
  • Los porcentajes respectivos de nuevas fracturas vertebrales fueron del 1,7% y del 3,8% y los porcentajes de nuevas fracturas no-vertebrales del 7,6% y del 10,7%.
  • Fallecieron 101 pacientes de los 1.054 que recibieron la infusión anual de ácido zoledrónico (9,6%) y 141 pacientes del grupo placebo (13,3%), lo que supone una reducción del 28% de las muertes a favor del grupo del ácido zoledrónico.
  • Los efectos adversos más frecuentes en los pacientes que recibieron ácido zoledrónico fueron, fiebre, dolores musculares y dolores óseos. No se demostraron efectos adversos sobre la curación de las fracturas.


La conclusión de los autores es la siguiente: una infusión anual de ácido zoledrónico (Aclasta®) dentro de los 90 días siguientes a la reparación quirúrgica de una fractura de cadera se asocia con una reducción del porcentaje de nuevas fracturas y con un descenso de la mortalidad por todas las causas.

Copyright © Noticias del centro