viernes, 11 de enero de 2019

Actividad Física Contra La Mortalidad


En un artículo publicado en los Archives of Internal Medicine del 10 de diciembre de 2007, investigadores del Nacional Cancer Institute, en Bethesda (Maryland, EEUU), se proponen comprobar si la actividad física recomendada a nivel nacional en los Estados Unidos por diferentes agencias y organismos (The Office of the US Surgeon General (OSG), The Centers for Disease Control and Prevebtion (CDC) y The American College of Sports Medicine (ACSM)) se relaciona con beneficios sobrela mortalidad.

Los autores examinaron de manera prospectiva la actividad física en relación con la mortalidad entre 252.925 mujeres y hombres con edades comprendidas entre los 50 y los 71 años. La actividad física fue medida utilizando en la línea de partida de la investigación unos cuestionarios.

Los resultados han sido los siguientes: durante el seguimiento de 1.265.347 personas/año, fallecieron 7.900 participantes. En la línea de partida del estudio, la mitad de los participantes (50,4%) realizaban actividad física al menos de moderada intensidad durante más de 3 horas/semana, y algo menos de la mitad (47,8%) realizaban un mínimo de 20 minutos de ejercicios físicos vigorosos 3 veces por semana.

Recomendaciones de una actividad física moderada


Comparados con los participantes inactivos, el cumplimiento de los niveles de actividad cercanos a las recomendaciones de una actividad física moderada (al menos 30 minutos caminando con paso vivo casi todos los días de la semana) o de una actividad física vigorosa (al menos 20 minutos 3 veces por semana) se asocian respectivamente con una reducción de la mortalidad del 27% y del 32%, debida a todas las causas.

La mayor parte de la asociación inversa entre actividad física y mortalidad es debida a la disminución de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares. Por el contrario, esta asociación inversa es menos fuerte, aunque estadísticamente significativa, respecto a la mortalidad por cáncer.

Las conclusiones de los autores son las siguientes: - Al menos unas 3 horas de actividad física moderada por semana disminuyen la mortalidad en un 27%.- Una reducción sustancial de la mortalidad (32%) puede también conseguirse con 20 minutos de una actividad física vigorosa3 veces por semana.

Estos hallazgos también sugieren que introducir cualquier actividad física en la vida aquellos individuos que habitualmente llevan una vida sedentaria representan una importante oportunidad para disminuir el riesgo de mortalidad.

Copyright © Noticias del centro