sábado, 12 de enero de 2019

Eyaculación retardada ¿Y qué pasa cuando no eyaculas?


Las disfunciones sexuales en el hombre no se limitan a la emulación precoz hay otros pequeños problemas en el hombre que no son tan conocidos como el anterior, ya que no se suelen dar con tanta frecuencia.

La eyaculación retardada suele ser una de estas disfunciones que sufren algunos hombres por la presión a la que se ven sometidos como figura activa en el sexo. La idea preconcebida de que el hombre tiene que eyacular obligatoriamente hace que éste se sienta frustrado si no lo logra.

¿De qué se trata?

Es justo el efecto contrario del que teníamos en la eyaculación precoz. En este caso el problema está en que te cuesta mucho llegar a la secreción de esperma y en algunos ni siquiera se logra. En la mayoría de los casos se consigue finalmente, pero de forma completa. Esto a veces beneficia a la mujer que puede llegar al orgasmo junto con su pareja o antes que ésta.

Pero en el segundo caso, si que puede llegar a ser un problema mayor ya que puede hacer que sintáis frustración ambas personas de la pareja. En general la pareja del que lo sufre suele sentir que no es capaz de dar placer a su pareja.

Causas de la eyaculación retardada

Hay multitud de causas que pueden llevar a que se produzca esta disfunción sexual, de de tipo físico (por alguna enfermedad), hasta psicológico y por efecto de algunos fármacos. Las psicológicas suelen ser las principales causas de esta situación por ello vamos a ver algunas de ellas aquí:


  • Una educación sexual errónea: algunas personas, en especial aquellas criadas en familias religiosas estrictas, tienen problemas a la hora de funcionar en la cama debido al sentimiento de culpabilidad y a la creencia absurda de que el sexo es malo.
  • Miedo a dejar embarazada a la chica: el riesgo al embarazo es un temor que tienen tanto hombres como mujeres. Esto se soluciona fácilmente, usar no sólo los anticonceptivos que hay para ellas, sino también el condón.
  • Como consecuencias de problemas de pareja: el pasar una mala racha con tu pareja o tener problemas de confianza, hará que se dupliquen en la cama. Esto también puede producirse en cambios en las costumbres sexuales.
  • Relaciones traumáticas: el sufrir cualquier tipo de trauma hará que acompañe a la persona para el resto de su vida sexual. Lo mejor para combatirlo es que pidas ayuda psicológica. 








Copyright © Noticias del centro