jueves, 17 de enero de 2019

Fuera del dormitorio, aumenta tu pasión este verano


Como hemos visto en el artículo anterior, encontramos múltiples lugares donde puedes explorar vuestra sexualidad más allá del dormitorio.

El veranito es una buena excusa para ello y puedes encontrar muchos más sitios para calmar tu pasión.

Playa, juega a la sirenita

Es uno de los mejores lugares para explorar aprovechando que estás de vacaciones. Busca una pequeña cala recóndita y de difícil acceso para poder estar solos. Puedes aprovechar a hacerlo por el día, mientras el sol y el agua bañan vuestros cuerpos o puedes hacerlo por la noche y bañaros con la luna, dándole un toque muy romántico a vuestro momento (convirtiéndolo en inolvidable).

Si lo haces en el agua tendréis que tener cuidado con la penetración, ya que puede convertirse en algo más bien doloroso. El nivel de agua recomendable para ello es a la altura de la cadera, para que te pueda penetrar (jamás la penetres dentro del agua o habrá riesgo de infección) y rodéale tú con las dos piernas a continuación. Después si lo deseáis, avanzar hacia dentro hasta que el agua os llegue a la altura del pecho. Si tenéis que usar condón, que el material sea de silicona. Si te da un poco de cosa hacerlo en el agua, también tienes la opción de practicar sexo en la arena, al más puro estilo de película.

Piscina, la alternativa

Si no vives en un lugar de playa o te da algo de miedo hacerlo en el mar, tu opción más cercana es la piscina. Si es privada mejor, ya que si es pública lo tendréis más que complicado. La postura a seguir es igual que la anterior, sobre todo si eres mujer tienes que tener mucho más cuidado por los riesgos de sufrir infección por el agua.

El jacuzzi, siéntate como una estrella

Como alternativa a las dos anteriores (donde hay riesgo real de ser descubiertos por alguien) otra de tus opciones es el jacuzzi. Este tiene la ventaja de que es un lugar cálido y lleno de vapor y burbujas, donde podréis relajaros y con las burbujas y los chorros de agua que os rozan el cuerpo, excitaros. Podéis usar varias posturas, entre ellas la de sentada la chica encima del chico, en frente suya o de espaldas o si hay profundidad como para estar de pie, pues rodeándole con las piernas la cadera o penetrándote por detrás. 








Copyright © Noticias del centro