jueves, 10 de enero de 2019

Juegos sexuales extremos


Ya os hemos hablado del spanking y algunos juegos y prácticas sexuales más extremas que hay. Pero no hemos acabado. Como ya hemos comentado muchas veces os damos consejos para que logres disfrutar del sexo plenamente y que los límites los pones tú.

Lo importante para disfrutar es que improvises y crees cosas nuevas, esa es la clave del sexo y por ello nuevamente te enseñaremos algunos juegos imaginativos que puedes realizar con tu pareja, siempre que tanto tú lo desees como él/ella lo consienta, ya que obligar a una persona a consumar algo que no quiere en el sexo es inútil y contraproducente. Sólo lograrás que el ambiente y la actividad empeoren.

Teniendo esto en cuenta hoy os hablaremos de algunas prácticas para el sexo que algunas personas ponen en práctica y que puede resultar muy divertido si los dos deseáis hacerlo.

Muñecos hinchables

En este caso se envuelve a la pareja desnuda con un film de cocina, el truco está sobre todo en que no lo sepa. Pídele que se desnude y a continuación véndale los ojos. A continuación envuélvelo/ envuélvela con el film por toda la parte del tronco desde los pechos hasta los genitales. Envuélvelo bien pero no aprietes demasiado, para evitar hacerle daño. Como opción puedes envolver todo el cuerpo, aunque no te lo recomiendo.

A continuación, rozar los cuerpos, el saber que hay una barrera entre vosotros podrá hacer que os excitéis todavía más. En este caso podemos hacer una penetración o romperlo.

Endulza el sexo

Las golosinas son una delicia y si encima lo unes al sexo, ¡mucho mejor! Si a los dos o a ti, os gustan las golosinas podéis usarlas para compartir una nueva experiencia sexual. Lo mejor es que realicéis juegos previos con ellos, por ejemplo una gymkhana sexual, venda los ojos de tu amante y coloca alguna golosina en tu cuerpo, él o ella deberán encontrarlo explorándote sólo usando la lengua. O realiza una línea con chucherías para indicarle donde tiene que dirigirse. Coge un chupa chups y lámelo antes de hacer una felación o cunnilingus a tu pareja, hazlo alternándolo.

Juegos más duros

Puedes usar técnicas de sado, estos es algo más duro y como ya dije antes, ambas personas de la pareja han de dar su consentimiento. Puedes poner a una pareja desde pinzas, hasta atarle las manos a la cama con una cinta o un cinturón (jamás utilices una cuerda, pues puedes hacerle daño en las muñecas).







Copyright © Noticias del centro